Bollos de Azafrán y cardamomo

Publicado en: Navidad, Recetas | 0

1449758169_048277_1449758433_media_normal

Hay recetas que al verlas, corriendo las guardas por que sabes que tarde o temprano las vas hacer, eso me ha pasado a mi con estos bollos-trenza de azafrán y cardamomo. Esta navidades serán un poco más dulces en casa, gracias a esta receta.

Ingredientes

  • 440 g de harina de fuerza
  • 180/195 g de leche
  • 90 g de azúcar
  • 80 g de mantequilla en pomada
  • 15 g de coñac
  • 18 g de levadura de panadero (6 g si es seca)
  • 8 g de sal
  • 0,3 g de azafrán
  • Para decorar: huevo batido, pasas remojadas, azúcar bolado, almendra fileteada o cardamomo molido.

Opcional:

Para la masa: 1 cuchara de postre de cardamomo molido (las pepitas negras del interior de las vainas). Para rellenar: nata montada y/o crema de mazapán (mazapán aligerado con leche).

Preparación

Picar muy finamente las hebras de azafrán y echarlas en la leche. Poner la leche al fuego y dejar que hierva a fuego suave un par de minutos. Dejar enfriar y corregir con agua lo que se haya evaporado, hasta volver a tener otra vez 195 g de líquido amarillo. Dejar enfriar.

Mezclar todos los ingredientes de la masa menos la mantequilla. No incorporar toda la leche de vez, sino sólo 180 g y reservar 15 g para hacer correcciones, por si la harina absorbiera mucho. Ha de quedar una masa fácil de amasar, no muy húmeda. Amasar durante 5 minutos hasta que esté bastante fina. Añadir la mantequilla y seguir amasando hasta que quede una masa muy fina (otros 5 – 7 minutos más). Dejar fermentar 1 hora en un lugar tibio. Con esta masa se pueden hacer varias formas.

Para los típicos bollos de Santa Lucía, en forma de letra ese, se pesan porciones de 50 g y se forman palitos de unos 35 cm de largo. Se enrollan en forma de ese empezando a enrollar cada extremo como una caracola (ver foto), se pincelan con huevo batido y se ponen a fermentar en un sitio tibio y húmedo (como un armario en el que se mete la masa y una jarra con agua muy caliente). Tras la fermentación se coloca una pasa de uva en cada uno de los puntos centrales de las dos espirales de masa.

1449758169_048277_1449758563_sumario_grande

Para hacer un par de trenzas se dividen 6 porciones de unos 130 g y se forman cabos de unos 50 cm de largo. Se trenzan las dos trenzas de 3 cabos, se pincelan y se ponen a fermentar.

Para hacer un roscón, usa toda la masa. Dale forma de bola bien tensa y deja que repose 15 minutos. Forma una rosca haciendo un agujero en el medio con un par de dedos y luego estirándolo poco a poco (hay que recordar que el agujero se encogerá durante la fermentación y el horneado, y si no se hace bastante grande puede incluso llegar a cerrarse).

Sea cual fuera la forma elegida, se fermenta durante unas 4 horas (hasta que haya pasado del doble de su volumen, tienen que estar muy hinchados). Se pincela otra vez con huevo y se decora (con azúcar bolado, almendra fileteada, fruta escarchada o espolvoreando un poco de cardamomo molido).

Cocer a 180º C con calor arriba y abajo (150 – 160º C si se usa ventilador). Para los bollos pequeños, 8 – 10 minutos; para las trenzas unos 20 – 22, y para el roscón 25 – 28 minutos. El roscón o la trenza, una vez fríos, se pueden abrir por la mitad y rellenar de nata montada, de crema de mazapán… o incluso de ambas en dos capas, al más puro estilo “y/o”.

Visto en: El Comedista

Dejar un comentario